DERMATITIS ATÓPICA



La causa de la dermatitis atópica es desconocida pudiendo ser hereditaria. Según la histología ésta corresponde a dermatitis espongiótica; que a su vez se manifiesta clínicamente como placas eccematosas en zonas de flexión, antecedentes familiares de eccema, rinitis alérgica o asma.

La dermatitis espongiótica se define como la acumulación de líquido de edema en el interior de los espacios intercelulares de la epidermis, caracteriza la dermatitia eccematosa aguda, y de aquí el sinónimo de dermatitis espongiótica.
Mientras que el edema se localiza en los espacios perivasculares de la dermis superficial en la urticaria, el edema se filtra hacia los espacios intercelulares de la epidermis en la dermatitis espongiótica, separando los queratinocitos localizados principalmente en la capa espinosa. Los puentes intercelulares tienen un aspecto prominente, dando un aspecto esponjoso a la epidermis. El cizallamiento mecánico de los sitios de unión intercelulares (desmosomas) y membranas celulares por la acumulación progresiva de líquido intercelular puede dar lugar a la formaciñon de vesículas intraepidérmicas.

Durante los estadios iniciales de la evolución de la dermatititis espongiótica, hay un infiltrado linfoide superficial perivascular asociado con edema papilar dérmico (que es la inflamación de la papila óptica producida por un incremento de la presión intracraneal) y desgranulación de las células cebadas.El patrón y composición de este infiltrado puede proporcionar indicios en relación con la causa de base. Por ejemplo, la dermatitis espongiótica consecuencia de antígenos sistérmicos, como los relacionados con la ingestión de ciertos fármacos, muestra un inflitrado linfoide que con frecuencia contiene eosinófilos, y que se extiende alrededor de los vasos dérmicos profundos y superficiales. La dermatitis espongiótica resultante del contacto de superfície con antígenos tiende a producir una reacción inflamatoria que afecta de modo preferencial a la capa dérmica más superficial.
(figura 1) (figura 2) (figura 3) (figura 4)

  • La figura1 contiene el rostro de un infante de corta edad, concretamente su lado izquierdo, desde la sien hasta la zona próxima a la barbilla se diferencia una zona con dermatitis atópica, esta zona presenta una coloración rosada escamosa en algunas regiones y brillante en otras, son como diminutos bultitos (o tumoraciones) que contienen acumulación de líquido de edema.

  • En la figura2 aparece el rostro de un niño(aprox. unos 8 años) en el que se mantiene su anonimato y se puede ver como en este caso la dermatitis está más avanzada. La dermatitis atópica se encuentra localizada en ambos lados de la cara, desde la sien hasta cerca de la barbilla, también por bajo de los ojos. La superficie aparece rugosa, brillante pero puede ser por sudoración. Las zonas afectadas se ven como con un punteado de color rojizo, pero que ese punteado son tumoraciones o pequeños bultos que contienen líquido de edema.

  • La figura3 muestra el rostro de un infante de muy corta edad (fallecido) que aparece totalmente cubierto de escamas que anteriormente habían sido pequeñas tumoraciones rojizas características de la dermatitis atópica. La superficie está completamente escamosa y rugosa , menos en parte de la nariz y labios. Las escamas presentan un color dorado brillante, aunque en la zona del ojo derecho color negro.

  • En la figura4 se observan ambos antebrazos de una mujer, (concretamente la zona de las muñecas), dicha zona muestra pequeñas granulaciones o tumoraciones con un color violáceo (más abundante), y rosado (menos abundante), la superficie es brillante. Todo ello caracterítico de la dermatitis atópica.

Robbins y Cotran. Patología estructural y funcional. Kumar V et al. 2005. Elsevier-Saunders.